25 abril 2006

Las Truchas: la crisis de un modelo de mando

Martes 25 de abril de 2006

Luis Hernández Navarro

La revuelta obrera de Lázaro Cárdenas no es un hecho aislado, sino expresión de un fenómeno mucho más profundo y extendido: la explosión de la ira popular ante los agravios de la autoridad.

Agravio es el perjuicio sobre el cual la víctima no puede rendir testimonio porque no puede ser escuchada. Las decenas de pequeñas sublevaciones en marcha son acciones en las que los afectados, por los abusos de los poderosos, toman en sus manos la reparación inicial del daño y ejercen un acto de justicia: gritan y obligan a que se les oiga. Derrumban así las barreras que los segregan. Comunican a los otros las ofensas sufridas en su propio lenguaje.

El recuento de los choques entre ciudadanos que protestan y la fuerza pública durante los últimos dos años es impresionante por su número. Se han producido en todo el país. Aunque las demandas de los grupos inconformes son muy variadas, sobresalen las de afectados por la construcción de obras que despojan bienes públicos o comunitarios en beneficio de manos privadas.

La represión no distingue colores partidarios: los gobiernos del PAN, del PRI y del PRD mandan por igual a gasear y dar toletazos a quienes protestan. Con frecuencia las víctimas son jóvenes y mujeres. En todos los casos es notable la brutalidad e intransigencia policiaca, pero en las localidades y estados con autoridades panistas la represión alcanza niveles sorprendentes.

Algunos de estos conflictos, como el que opone a los ejidatarios con las autoridades federales por la construcción de la presa La Parota, en Guerrero, o la de quienes defienden el Cerro de San Pedro de Minera San Xavier, en San Luis Potosí, son conocidos. Otros han sido expuestos con toda crudeza y dramatismo en el transcurso de la otra campaña. Pero la mayoría han pasado desapercibidos para la opinión pública.
presiona para continuar leyendo:
http://www.jornada.unam.mx/2006/04/25/029a1pol.php


Comments: Publicar un comentario

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?