25 abril 2006

Sobre el mito de los gigantes durmientes

25-04-2006
La comunidad inmigrante en EEUU

Aura Bogado
Znet
Traducido del inglés para Rebelión y Tlaxcala por Germán Leyens

La democracia no es algo que tienes guardado durante diez años,
y luego despiertas en el año once y comienzas a practicarla de nuevo.”
Chinua Achebe

En marzo y abril de 1966, César Chávez y un grupo de huelguistas de la Asociación Nacional de Trabajadores Agrícolas caminaron 544 kilómetros desde Délano, California, a Sacramento para estimular la conciencia de la lucha de los trabajadores. El peregrinaje y el boicot que lo siguió impusieron el primer contrato sindical entre trabajadores agrícolas y un cultivador en la historia de la nación.

Exactamente 40 años después, Nelson Motto y cerca de una docena de sus compañeros han estado corriendo por toda Usamérica como parte de la Carrera por la Paz y la Dignidad desde el 4 de marzo, deteniéndose en centros laborales en toda la nación, con la esperanza de llegar a Nueva York para la segunda semana de mayo. Motto trabaja con el Instituto de Educación Popular en el sur de California y decidió participar en la Carrera, patrocinada por la Red Nacional de Organización de Labradores, por una miríada de razones, incluyendo la Ley contra los inmigrantes del Parlamento. Aunque es imposible adivinar lo que el Congreso termine por decidir, es seguro que la carrera de los 12, junto con las marchas de millones de personas, ha surtido efecto.

Y, aunque “expertos”, políticos y medios de izquierda, derecha y centro quisieran todos que creamos que un hombre llamado Sensenbrenner despertó a un gigante durmiente al patrocinar HR4437, una simple mirada a décadas de organización por los derechos de los inmigrantes podría mostrar la verdad: El 25 de marzo de 2006 y las semanas de marchas, vigilias y abandonos de escuelas que lo han seguido ilustran una comunidad que ya está profundamente conectada – no una que haya despertado de alguna manera de un día para otro. En lugar de un gigante durmiente que despierta, es más probable que para comenzar la gigantesca fuerza laboral inmigrante nunca haya tenido el tiempo de quedarse dormida. La comunidad inmigrante ha estado demasiado ocupada trabajando dos y tres turnos cosechando, cuidando jardines, lavando platos, construyendo casas, y vigilando el sueño de los niños de otros. Cuando no trabaja para otros, la lucha por sobrevivir se convierte en un esfuerzo diario; si eres documentado, cuenta cuántas al día utilizas tu tarjeta de identidad estatal para completar una transacción – desde el cobro de un cheque, hasta conducir un coche, hasta matricular a tus hijos en una escuela – y aprecias la ventaja de ser una persona documentada en este sistema segregado. Durante años, inmigrantes indocumentados y sus partidarios han producido redes complejas, creativas, para aguantar en un país que al mismo tiempo se beneficia, explota y criminaliza su trabajo. Es esta extensa red la que está saliendo a las calles. Generaciones más jóvenes, que tampoco han estado dormidas, han utilizado también las redes que tienen a su disposición (incluyendo las digitales) y aprovechan la oportunidad de que también se les escuche.

¿Quién es el que ha estado durmiendo en realidad?

presiona para continuar leyendo:
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=30428

Comments: Publicar un comentario

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?