18 junio 2006

Régimen especial de protección a multinacionales

Sábado 17 de junio de 2006

Silvia Ribeiro *

No existe ninguna razón, salvo aumentar el lucro inmoral de las multinacionales biotecnológicas, para que se cultive maíz transgénico en México. Así de simple. Todo lo que se refiera a liberarlo de cualquier forma, sea experimental o comercial, parte de supuestos equivocados -o malintencionados- que no se basan en análisis serios de la realidad de los transgénicos ni del campo mexicano.

El acuerdo presentado recientemente por la Sagarpa y la Semarnat (secretarías de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, y de Medio Ambiente y Recursos Naturales) sobre lineamientos de bioseguridad para el "desarrollo de un Régimen de Protección Especial del Maíz", no protege al maíz ni a los pueblos del maíz, sino los intereses de la empresas de transgénicos (Monsanto, Dupont-Pioneer, Dow, Syngenta, Bayer, Basf), y su impunidad frente a la contaminación que aumentará inevitablemente si se legaliza la siembra de estos granos desnaturalizados.

Es paradójico que sean normativas de "bioseguridad" las que abren la puerta a los transgénicos. Se presentan al público como leyes que exigirán evaluaciones cuidadosas, aparentando responsabilidad, pero de hecho han sido, en todo el mundo, el camino legal para introducir transgénicos. Esto se debe a que no asumen en realidad el principio de precaución -ante la duda, abstenerse-, sino el contrario: ante la duda, vayamos probando y que los problemas los paguen los campesinos, los consumidores y el ambiente.

Algunas versiones de leyes de bioseguridad son particularmente defectuosas: es el caso de México, al punto que es más conocida como ley Monsanto, mote que se ha generalizado en el mundo, convirtiéndose en sinónimo de este tipo de leyes. Describe en forma sintética a quién beneficia y quién está detrás de su formulación: las poquísimas empresas que monopolizan el mercado global y detentan todas las patentes para usar transgénicos, desde el campo a la investigación e incluso para detectar si hay contaminación.
presiona para continuar leyendo:
http://www.jornada.unam.mx/2006/06/17/021a1pol.php


Comments: Publicar un comentario

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?