04 julio 2006

La sombra del 88

Martes 4 de julio de 2006

Luis Hernández Navarro

1) Los dados electorales fueron cargados a favor de Felipe Calderón. Desde el poder la derecha dio un golpe de Estado técnico. Los comicios no sólo fueron inequitativos, sino tramposos. Todos los recursos del gobierno federal, lícitos e ilícitos, fueron utilizados para favorecer al abanderado del Partido Acción Nacional (PAN). Se echó mano de casi todas las mañas del viejo Partido Revolucionario Institucional (PRI) para hacer ganar al candidato del gobierno. Se pusieron en práctica, además, los artilugios que las nuevas tecnologías informáticas permiten.

2) Se trata de un golpe de Estado porque sobre la decisión soberana de los ciudadanos de darse un gobierno se han impuesto por la fuerza otras autoridades. Es un hecho técnico porque en lugar de recurrir al uso de las fuerzas armadas se ha echado mano de un conjunto de recursos informáticos para presentar como ganador de la contienda a quien no lo es. De la derecha, porque la pretensión de imponer a Felipe Calderón al frente del Ejecutivo busca dar continuidad a los intereses conservadores que prevalecieron en el gobierno de Vicente Fox.

3) La lista de las anomalías es enorme: creación de un clima de temor para favorecer el voto del miedo, uso de recursos públicos destinados al desarrollo social para inducir el voto (según Reforma, 41 por ciento de los beneficiarios de Oportunidades y 44 por ciento de quienes disfrutan del Seguro Popular votaron por los blanquiazules), compra de sufragios, simpatizantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) purgados del padrón electoral, utilización indebida de información del Estado para servir a la campaña electoral panista, manipulación de las cifras preliminares de la votación.

4) El golpe de Estado técnico del 2 de julio no es más que el último eslabón de una larga cadena de acciones extralegales e ilegales perpetradas por el Ejecutivo para tratar de impedir que Andrés Manuel López Obrador llegue al gobierno. El intento de inhabilitación política de hace un año, la campaña mediática presentándolo como un transgresor de la ley y la difusión de anuncios en televisión en los que se le muestra como una amenaza para México son sólo algunos episodios de esta ofensiva en su contra.
para continuar leyendo presiona:
http://www.jornada.unam.mx/2006/07/04/021a1pol.php


Comments: Publicar un comentario

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?