11 agosto 2007

4 personas de nacionalidad española detenidas en Oaxaca

Comunicado [de las cuatro personas detenidas]

Somos cuatro personas de nacionalidad española que el pasado 5 de
agosto del 2007 nos encontrábamos pasando por el centro de la ciudad
de Oaxaca, en la calle Independencia, pasadas las 21:30, de repente
nos vimos rodeado por elementos parapoliciales algunos de ellos con
armas de largo calibre con uniforme azul oscuro y elementos de
protección antibalística, dos de ellos quiénes daban las órdenes
iban
vestidos de civil, estos iban acompañados de unas pick-up blancas
marca Nissan.

En ese instante, nos obligaron a ponernos de cara a la pared y con las

manos en la cabeza a nosotros cuatro y a un chico mexicano, a pesar de

la presencia de personas que se encontraban en la calle en ese
momento. Sin pedirnos identificaciones y explicación alguna nos
obligaron a subirnos violentamente a una de las pick-up’s.

Durante el trayecto les pedimos el por que de este hecho a lo que
contestaban con golpes e insultos. Fue entonces cuando uno de nosotros

les mostró su credencial de prensa. Seguidamente, nos obligaron a
estirarnos y nos taparon con una lona impidiendo todo contacto visual
entre nosotros y estos y entre los transeúntes.

Después del trayecto de unos diez minutos aproximadamente, llegamos a

un espacio que parecía ser un cuartel en donde habían personas
uniformadas de verde y azul. Al bajarnos de las camionetas nos
encapucharon y nos llevaron a rastras a una pared en donde nos
obligaron a arrodillarnos y nos despojaron de nuestras mochilas,
cangureras, documentación y dinero.

Progresivamente se nos llevaron de uno en uno a un cuarto oscuro y
vacío. Una vez dentro nos empezaron a tomar fotos de frente y de
perfil. A las tres chicas nos obligaron a permanecer de pie de cara a
la pared y con las manos en la cabeza. Y a los chicos de rodillas y
también de cara a la pared.

Durante este período de encierro algunos de nosotros recibimos golpes,

humillaciones, insultos y amenazas, una de las chicas recibió
agresiones sexuales y el chico mexicano fue obligado a realizar
flexiones mientras un grupo de agentes se reían de él y le amenazaban

con “aplicarle el puñal”. Así mismo, se acentúo el climax de
terror
psicológico al oír la carga de y descarga de armas, tenernos a
oscuras
en todo momento, tomándonos fotografías aleatoríamente enfocándonos

con unas linternas a la cara, dándonos empujones, etc.

Posteriormente, (al cabo de una hora aproximadamente) nos hicieron
salir con las cabezas agachadas y nos separaron chicos y chicas. Nos
subieron de nuevo a las pick-up obligándonos a agachar nuevamente las

cabezas.

En ningún momento nos dijeron donde estábamos y a donde nos llevaban.

De ahí nos condujeron a otro lugar que parecía una comisaría, nos
metieron a uno por uno a una dependencia donde nos tomaron nuestros
datos personales y nos preguntaron por nuestro estado de salud.

Paralelamente dos señores de civil con una libreta nos hicieron muchas

preguntas sobre nuestra estancia en el país.

Después se nos condujo a una sala con la juez calificadora, durante
este tiempo oímos que se nos acusaba de escándalo publico, pero en
ningún momento se nos comunico el motivo de nuestra detención, de que

se nos acusaba, y no se nos permitió llamar, ni comunicarnos con el
consulado español.

La juez nos dijo que estábamos indocumentadamente y que se nos
trasladaría a unas estancias de migración, nosotros replicamos que la

policía nos había robado nuestra documentación, dinero y
pertenencias,
ante lo que se desentendió.
Posteriormente, a la una treinta, nos trasladaron de la comisaría a la

estación migratoria del INM (Instituto Nacional de Migración de
Oaxaca).

Ahí les informamos de nuestro robo y les exigimos de comunicarnos con

el Consulado Español. El lunes 6 de agosto prestamos declaración de
los hechos, el martes 7 de agosto se nos traslado obligatoriamente con

un vehículo oficial custodiado por la PFP (Policía Federal
Preventiva), a la estación Migratoria del INM de la Ciudad de México,

donde nos encontramos actualmente.

El miércoles 8 de agosto nos dirigimos custodiados al Consulado
Español donde nos expidieron un nuevo pasaporte que no se nos ha
entregado. Así es que desde el miércoles 8 de agosto a las cuatro de

la tarde somos extranjeros documentados ilegales. Aún así,
permanecemos privados de nuestra libertad y al día de hoy la autoridad

competente no nos ha informado de nuestra situación.

Desde el centro de Internamiento INM de Ciudad e México (Iztapalapa)
Afirmamos la absoluta ilegalidad de nuestra privacidad de Libertad,
denunciamos la vulneración de nuestros derechos fundamentales por
parte de las autoridades mexicanas, exigimos nuestra inmediata puesta
en libertad y la devolución de nuestras pertenencias, así como que se

depuren las pertinentes responsabilidades.

Firman:
Laia S. (abogada)
Ramón S. (profesor)
Ariadna N. (periodista)
Nuria M. (antropóloga)


- - - - - - -

Objetos sustraidos

Ramón:

cangurera con:
Pasaporte, navaja multiusos de camping, tarjeta de crédito, tarjeta
telefónica, baraja de cartas, colirio, 900 pesos. Aretes.
Mochila con:
Libreta de apuntes, cámara fotográfica, ropa, útiles de aseo
personal,
saco de dormir, toalla, impermeable, y linterna

Laia:

Cangurera con:
Tarjeta de crédito, 1500 pesos, 20 euros, pasaporte, carnet
internacional de abogada, carnet local de abogado, D.N. I (Documento
nacional de Identidad), español, llaves del hostal, anillo de plata,
collar de plata, aretes de plata, aretes de concha y plata, pulsera de

cuero, tarjeta telefónica y forma migratoria.

Nuria:

Pasaporte, visa turista.
Cangurera con: D.N.I español, dos tarjetas de crédito del banco
Santander y La Caixa, tarjetas de teléfono, credencial de estudiante
del TEC de Monterrey, llaves.
Mochila con:
Cámara fotográfica Olympus Camedia C-370, valorada en 300 euros.
Cable USB.
Tres agendas, un libro, 2 DVD y 1 CD.
Auriculares, chaleco, un pantalón, un pañuelo, una libreta y un
celular. Joyas personales: aretes y pulseras.

Ariadna:

Cangurera con:
Una agenda telefónica, un reproductor mp3 negro, un reproductor mp3
plateado, 1600 pesos, 50 euros, pasaporte, acreditación de prensa,
tarjetas sanitarias, tarjeta de crédito.


- - - - - - -


Violencia Física:

A todos: empujones, agarrones del brazo clavando los dedos, lanzados a

la pick-up impactando con el metal de la misma.
A varios de nosotros: golpes en la nuca y en la cabeza, tirones de
cabello, presión para agachar la cabeza provocando dolor en el cuello.

Violencia Sexual:

A dos de las compañeras les levantaron la camiseta, una de ellas
quedando con los senos al aire, a otra misma en varias ocasiones le
tocaron por encima de la ropa en el culo, el pubis, y el seno derecho.

Violencia Psíquica:

A la chica que le tocaron en las zonas sexuales un agente le dijo que
si cooperaba todo iba a ir bien. No respondían cuando les
preguntábamos a donde íbamos en la pick-up. Nos taparon la boca y nos

pusieron capuchas para no ver donde estábamos. Estaban todos armados,

y nos iluminaban el rostro en el cuarto oscuro en donde estábamos para

no ver el rostro del agente. Hacían ruido como cortando cartucho de
armas. Nos impedían el contacto visual entre nosotros, para tenernos
atemorizados con dañar a nuestros compañeros sobre todo en los
traslados, nos hacían incesantes fotos y flashes. Al chico mexicano lo

obligaron a hacer flexiones con aviso de ser pinchado con una navaja,
y nos susurraban insultos y amenazas al oído. Habían risas y burlas
constantes por parte de los agentes. Estuvimos largo tiempo a oscuros
los chicos estaban arrodillados y las chicas de pie con las manos en
la cabeza.

En la estación de Migración.

Desinformación absoluta del proceso, no obtención de copia de nada
del
expediente, prolongación innecesaria de horas de detención,
insinuación de nuestra ilegalidad. Falta de asesoramiento legal.

Comments: Publicar un comentario

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?